A los 9 años celebra que superó el cáncer emocionando a todos con su historia

Para los padres y demás integrantes de la familia el diagnóstico de cáncer en un pequeño o joven puede ser simplemente mortal.

Esta terrible patología crea un cúmulo de experiencias encontradas y una crisis al momento dentro del seno familiar.

Josafat Mora Chacón es un reducido costarricense quien, con solamente nueve años fue diagnosticado con cáncer hepático.

Una novedad que nos encontramos seguros de que a nadie le agradaría comprender.

Por otro lado, por suerte el pasado 20 de mayo Josafat y sus conocidos cercanos escucharon de boca de los expertos la tan anhelada buena nueva.

El pequeño asistiría a su más reciente sesión de quimioterapia en el Hospital Nacional de Jovenes de Costa Rica.

Tras la tormenta que se extendió dos años, la tranquilidad regresó a la familia y Josafat, con los suyos tomo la decisión de comunicar su felicidad.

Con el planeta entero por medio de un mensaje escrito en la ventana posterior del automóvil de su padrastro.

“Hoy es mi más reciente quimio”, escribieron en el parabrisas del automóvil.

De hecho, un conductor reconocido como Alejandro Salazar, al observarlos no dudó en atrapar el instante.

En una foto que después ha compartido en su perfil desde donde el gesto se realizó viral en términos de minutos.

“Josafat es como mi hijo, me hago cargo de él desde que poseía tres años.

Por eso cuando me dijeron que esta iba a ser su más reciente sesión de quimioterapia me dije que poseía que llevar a cabo algo.

Y fue cuando se me sucedió poner el mensaje en el parabrisas del carro de mi hermana.

Contó Jairo, el padrastro del pequeño.

Jairo fué primordial en la rehabilitación del reducido, continuando siendo a su lado en todo instante.

Y sirviendo de acompañamiento moral y material a lo largo de todo este complicado desarrollo.

“Fue toda una travesía para lograr detectárselo.

Él se cayó de la bici unos dos meses antes y se fracturó una costilla.

Pasó un mes y le empezó a ofrecer fiebre, cuando el médico lo palpó, inmediatamente sintió un cuerpo raro en el niño”, siguió Jairo.

Josafat feliz por su más reciente quimio poso con su enorme mensaje de victoria.

Exámenes de sangre enseñaron una infección urinaria y fue enviado a tratarse por 21 días.

Sin embargo, dicho régimen logró que se le acelerara el cáncer que todavía no le habían detectado.

El pequeño fue movido al hospital el 15 de agosto del 2018.

Ahí le fue realizada una placa que mostró una enorme mancha en el hígado, una masa de 22 centímetros de ancho por 12 de extenso.

El año uno, Josafat debió aguantar quimioterapia cada 72 horas para intentar achicar lo verdaderamente viable el tumor.

Entraba los lunes y salía los viernes, siempre en empresa Ana Yancy Chacón su madre y mujer de Jairo y la madre de este, Doralia Aguilar.

Agradecidamente, esta era su más reciente sesión, ya todo se encontraba bien y solo era cuestión de rastreo para mantenerlo vigilado.

Inmediatamente, una catarata de felicitaciones y buenos deseos regó la vida de esta familia que supo ser resiliente y salir airosa de tan penosa circunstancia.

No probablemente halla nada más hermoso que la sonrisa de un pequeño con promesa

Una vez finalizado el régimen contra el cáncer de un hijo puede que surja una sucesión de emociones encontradas.

Puede que haya entusiasmo, alegría y promesa, pero además hay cabida para el temor.

La preocupación y puede que sea algo muy complicado de absorber.

Hay información acerca de cómo hacer más simple la transición de este desarrollo.

Merece comunicar la crónica de este intrépido reducido que festeja que terminó vencedor en una guerra tan dura.

No te vayas sin llevarlo a cabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *