«Mi estupidez dejó a mi familia en riesgo» – Acudir a una con COVID-19 le costó la vida

El coronavirus ha generado un terrible e inesperado impacto en el mundo entero.

Los especialistas en el área de salud no hacen más que trabajar durante agotadoras jornadas para tratar de salvar la vida de miles de pacientes que comienzan a sufrir dificultades respiratorias.

Más de 500 mil personas han perdido la vida en todo el mundo por el coronavirus.

Todavía no hay certezas sobre la llegada de una vacuna o algún medicamento que demuestre realmente ser efectivo; así que debemos concentrarnos en cumplir medidas de aislamiento y cuarentena.

Lamentablemente, todavía hay muchas personas que no comprenden la importancia de acatar la distancia social.

Casi un cuarto de los casos mundiales de coronavirus están en los Estados Unidos.

Tommy Macias es un hombre que perdió la vida después de asistir a una fiesta. Durante los primeros meses trató de permanecer en casa y salir sólo cuando fuese necesario.

Sin embargo, a principios de junio acudió a una fiesta y varios días después comenzó a mostrar síntomas de COVID-19.

Tommy trabajaba como transportista en California.

Su estado de salud comenzó a deteriorar rápidamente y el asustado hombre publicó un mensaje en Facebook para alertar a los demás y explicar lo arrepentido que estaba de haber acudido a la fiesta. Esa publicación se convirtió en su último mensaje.

“Cometí un gran error. No utilicé mascarilla ni mantuve distancia social en una fiesta. Mi estupidez dejó a mi familia en riesgo”, dice la publicación de Tommy.

Una persona, cuyo nombre no ha sido revelado, acudió a la fiesta a pesar de que sabía que tenía coronavirus.

Sin embargo, no dijo nada al resto de los invitados y estaba seguro de que no podría transmitirlo a los demás porque no mostraba ningún síntoma.

Tommy perdió la vida con 51 años de edad.

Un par de días después se sinceró y todos acudieron al hospital más cercano para realizarse una prueba. Fue entonces cuando Tommy descubrió que había dado positivo para el virus.

“Esto no es una broma. Ha sido una experiencia muy dolorosa. Si tienes que salir usa un tapabocas y practica la distancia social. No seas un idiota como yo”, se lamentó Tommy.

Comenzó a respirar cada vez con mayor dificultad. Los médicos se vieron en la obligación de conectarlo a un ventilador. Todo resultó en vano y Tommy perdió la vida.

Su familia lo recuerda como un hombre muy cariñoso y quieren dar a conocer su última reflexión en el mundo entero para ayudar a crear conciencia.

Acompañamos a su familia en estos momentos tan dolorosos. Esperamos que la reflexión de Tommy ayude a que muchos comprendan la gravedad del coronavirus. ¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *