Niño de 5 meses en espera de transplante de hígado fallece: “Se fue tranquilamente en nuestros brazos”

Hay pocas cosas en el mundo más duras o más desgarradoras que ver a un ser querido sufrir una enfermedad mientras no puedes hacer nada al respecto.

Ese dolor se magnifica diez veces más cuando es un hijo quien está enfermo y diez veces más cuando la enfermedad amenaza su vida.

Pensemos entonces en la familia de Marcus Alber de 5 meses de edad, quienes no podían hacer nada más que mirar y rezar por su hijo que luchaba contra una rara forma de enfermedad hepática. Los doctores les dijeron que tenía solo unas pocas semanas de vida salvo que consiguiera un transplante de hígado.

Trágicamente, el tiempo no alcanzó.

Según Fox 6 Now, La familia Albers confirmó el miércoles 10 de abril que su bebé había fallecido.

Y según ellos Marcus “murió pacíficamente en nuestros brazos, con sus diligentes doctores, sus amorosas enfermeras y ese increíble personal que estaba a su lado”.

Los padres de Marcus, Tony Albers y Whitney McLean, trataron en vano de encontrar un donante a tiempo, pero la enfermedad del bebé era extremadamente rara. Los informes indican que padecía una enfermedad conocida como inmunodeficiencia 47, que es tan poco común que solo debe haber 12 casos en todo el mundo.

Según Whitney, la enfermedad se transmite a través de la línea de la madre, pero solo los niños muestran síntomas. “Mi abuela tenía solo niñas, y mi madre tenía solo niñas”, dijo.

Lamentablemente, la inmunodeficiencia 47 es tan agresiva que las víctimas solo cuentan con unas semanas de vida. Tony y Whitney se quedaron rezando esperando que un extraño fuera la persona adecuada para salvar la vida del pequeño. Pero esto no fue posible. Un desconocido se ofreció a donar parte de su hígado al pequeño Marcus pero se informó a la familia que la combinación no era compatible justo antes de que se hubiera programado el transplante para el 2 de abril.

Marcus falleció

Esta es la declaración completa de la familia una vez que Marcus falleciera: “Gracias a las miles de personas que voluntariamente se ofrecieron como donantes para Marcus. Queremos muy especialmente agradecer a las personas que fueran analizadas y seleccionadas para el transplante pero que finalmente fueron descalificadas. No estamos decepcionados. La salud del donante era tan importante como la de Marcus, no obstante no estamos nada contentos con el proceso de selección del donante vivo. Debería haber un mejor sistema para manejar el gran volumen de personas desinteresadas que intentan llamar y ser examinadas.”

“Esto hubiera hecho quizá posible que Marcus se hubiera emparejado con múltiples donantes vivos compatibles. Debido a las limitaciones de este proceso de detección, Marcus enfermó y quedó muy debilitado mientras se esperaban otros posibles candidatos compatibilidades. Falleció pacíficamente en nuestros brazos con sus médicos, enfermeras cariñosas y un personal increíble a su lado”.

Descansa en paz pequeño Marcus, te has ganado tus alas.

Deja un comentario