Mujer sola en una carretera es ayudada por un vagabundo que le dio sus últimas 20 dólares. Ahora su vida cambió por completo

La historia que te mostramos hoy es un ejemplo de solidaridad y buena voluntad.

Kate McClure es una joven estadounidense que una noche se dirigía a visitar a un amigo en Filadelfia. Manejaba su vehículo, sola por la carretera, ya de noche cuando se quedó accidentada por falta de gasolina.

Se percató del peligro que corría y el temor se apoderó de ella, en ese momento se dio cuenta que había dejado el dinero en casa y su teléfono móvil no tenía señal en aquel lugar.

Estaba desconectada en la carretera y la estación de gasolina que le quedaba más cerca estaba algo retirada. Irse caminando implicaba un gran riesgo y pensó que le tocaría pasar allí la noche.

Angustiada y asustada, vio aparecer en el camino a un vagabundo que se acercaba a ella y había estado observando lo que le ocurría.

Johnny, como se llama el vagabundo, había sido veterano de las fuerzas armadas estadounidenses, y por circunstancias desconocidas terminó en las calles.

Se acercó a ella y le ofreció ayuda. Le indicó que se resguardase bien en su auto y se fue a gastar los 20 dólares que le quedaban en gasolina para auxiliar a la mujer.

Cuando pudo encender el auto, se marchó agradecida y le prometió volver para pagarle. ¡Y así lo hizo!

Regresó con su novio Mark D’Amico a llevarle el dinero y además comida, guantes, abrigo y ropa.

Johnny no había pedido nada por aquel favor, pero Kate estaba muy agradecida por aquel gesto de solidaridad y desprendimiento de aquel hombre que, sin conocerla, le había dado todo lo que tenía.

El veterano soñaba con volver a tener una casita donde resguardarse, trabajar y asegurar el alimento.

Entonces Kate y su novio pensaron en hacer algo más por él e iniciaron una campaña en un sitio en la web llamado GetFundMe donde contaban la historia de Johnny.

Tenían la esperanza de llegar a recaudar unos 10 mil dólares para ayudarlo, pero no se imaginaron que aquello se haría viral.

En menos de 15 días habían rebasado la meta y tenían recaudado cerca de 300 mil dólares en donaciones que hacían las personas conmovidas por la actitud de Johnny.

Aquello definitivamente cambiaría su vida.

La solidaridad demostrada por aquel hombre y el agradecimiento de Kate cambiaron la vida ambos.

Ayudar a nuestros semejantes debe ser motivo de satisfacción personal, la vida siempre nos dará una recompensa.

Deja un comentario